Bottles & Balls

Posted on 3.9.09 by Miquel UoDT

Qué en las Islas Británicas tienen afición y facilidad para "darle al alpiste" (así llamo yo a beber) es algo que todos, desde el respeto, sabemos y no nos sorprende. En lo que nos incumbe, el fútbol (y el bizarrismo, que no se nos pase) hay casos conocidos de jugadores que han coqueteado con el lado salvaje de la juventud cuando se gana mucho dinero y se tiene mucho tiempo libre.

Desde el mítico Brian Clough hasta Joey Barton pasando por mitos de la botella y el balón como George Best o los bonachones "terceros tiempos" de Matt Le Tissier han saltado a la luz pública casos de jugadores profesionales y de primer nivel que tuvieron problemas con alguna adicción.
Pero el trío que os vengo a recordar hoy, siempre me llamó la atención, por ser jugadores con carreras importantes y haber coincidido en la selección inglesa disputando Mundiales o Eurocopas.
En la primera mitad de los noventa Inglaterra juntó una generación sensacional de jugadores que rayaron a gran nivel (y bastantes gañanes como Stuart Pearce o Dennis Wise). Pero hubo tres jugadores, tres hombres que inspiraban respeto dentro y fuera del campo.

El primero de ellos, Tony Adams (10 de octubre del 66, Romford) fue un fornido central, de talla (SOLO talla) elegante y con unos dotes de liderazgo y carisma que el permitieron tener una longeva carrera. Junto a sus compañeros del Arsenal, donde jugó desde el 84 al 2002, formó una de las líneas defensivas más conocidas de Europa (The Famous Four -Lee Dixon, el propio Adams, Nigel Winterburn y Steve Bould) y forma parte de la cultura popular británica su levantamiento del brazo para sacar a su defensa hacia adelante y tirar el fuera de juego.
Ya en la recta final de su carrera se comenzó era por todos conocidos sus problemas con el alcohol, pero fue cuando abondó el fútbol cuando reconoció que le gustaba empinar el codo una cosa bárbara.

Otro que también pasó, entre otros clubs, por el Arsenal fue Paul Merson (20 de marzo del 68, Herlesden). Debutó en el 85 con los Gunner y permació allí hasta el 97, antes de iniciar el descenso frenético de su carrera pasando por el Middlesborough (del 97 al 98), Aston Villa (del 98 al 2002), Portsmouth (del 2002 al 2003), Wallsall (del 2003 al 2006) y Tamworth (2006). ¿Cómo pudo una carrera tan prometedora como la de Merson sufrir tal bajón? Fácil, al mismo tiempo que su juego crecía y sus participaciones era más decisivas, aumentaba también sus registros en la barra del pub. Además, para aguantar el nivel se animó con la cocaína.
A diferencia de Adams, Merson dio una rueda de prensa para dar a conocer los excesos de su vida privada en el 94, justo cuando estaba en la cresta de la ola... La FA le mando tres meses a un centro de rehabilitación de la que salió rehabilitado, pero su fútbol no volvió a ser el mismo.

Pero la joya de la corona de esta Santísima Trinidad del alcohol en el fútbol es un personaje que aún nos deja algún titular en forma de excentricidad, sí, Paul Gascoigne (27 de mayo del 67, Dunston). Desde que debutó con el Newcastle (del 85 al 88), pasó por el Tottenham (del 88 al 92 y donde dejó su mejor nivel), Lazio (del 92 al 95), Rangers (del 95 al 98), Middlesborough (del 98 al 2000), Everton (de 2000 a 2002), Burnley (2002 -sí, el que ganó hace unas semanas al United), Gansu Tianma (2003) y Boston United (2004) dejando a partes iguales geniales actuaciones con escándalos injustificables. En su propia autobiografía culpa de todo a una separación temprana de su padre y a un síndrome obsesivo compulsivo que tiene desde niño y conociendo estos episodios traumáticos de su infancia podemos entender la serie de locuras que fue protagonizando desde que colgó las botas.
Quizás en su caso, el alcoholismo sea el menor de sus problemas.

Sirva esta entrada para presentarme ante vosotros: soy Miquel "Lama", estoy al frente del blog Uno o Dos Toques y me he ofrecido al bueno de Romero para echarle una mano con su blog para traeros karmeros de todo el mundo. Esta entrada es muy diferente a la línea que sigue este blog y que quiero continuar (continuista, como decían de Gaspart) quería escribir algo diferente y curioso a modo presentación.
Sólo quiero agradecer a Romero su confianza en mi teclado y memoria y prometeros traeros personajes tan buenos como los que comparte Romero con vosotros

12 Response to "Bottles & Balls"

.
gravatar
Gontxo Says....

Bienvenido Lama

Interesante historia. Las declraciones de Gascoigne son brutales y recuerdo cuando llamo al Vaticano que quería hablar con el PApa y no podía ponerse porque estaba viendo la tele... Se le acabó pirando bastante la pelota.

.
gravatar
Quim Says....

Buenas Lama!

Gascoigne hoy en día es más famoso por su fama de darle al alpiste que por como jugaba...

Gran historia karmera.

.
gravatar
Senyor Romero Says....

jaja! Se me hace raro escribir en mi blog y no ser yo el autor de la entrada!

para empezar, dar las gracias a Lama por su interés en colaborar con este blog, os animo a todos los que querais contribuir con alguna entrada singular o con algun futbolista en especial que os pongais en contacto conmigo a través del correo

futbolistasconkarma@gmail.com

si esto tira adelante, hasta podré hacer la sección "Colaboraciones", jejeje!

Al tema....

Reconozco que de los 3 personajes que me trae Lama, futbolisticamente hablando solamente conocía a Adams, con el que me pegaba unas tremendas viciadas al Fifa 99 con el Arsenal... y poco más recuerdo de él, que por aquella época era muy jovenzuelo yo!! Obviamente, de Paul Gascoigne tambien había oído hablar, pero como dice Quim, más por razones extradeportivas que por sus méritos futbolísticos...

De Paul Merson nunca había oido hablar, asi que he aprendido un poco más de él y de sus aficiones alcoholicas, jajajaja!

Gran entrada y espero poder seguir contando con futuras colaboraciones tuyas!

Un saludo a todos!

.
gravatar
Deprisa Says....

Gazza tenía mucho fútbol en sus botas y en su cabeza, lástima que el alcohol no le permitiese desarrolarlo en su totalidad, porque el día que jugaba la armaba.

.
gravatar
Lama Says....

La mala suerte de la selección inglesa durante la primera mitad de los noventa fue esa, el alcohol y las drogas. Llegaron a juntar un auténtico equipazo a los tres mencionados, apuntad a David Platt, John Barnes, Paul Ince, Peter Beardsley o incluso, a lo lejos (por sus pocas presencias) Matt Le Tissier.



Saludos

Leave A Reply