Gianni Comandini

Posted on 9.9.09 by Miquel UoDT

La historia de Gianni Comandini no dista mucho de la de cualquier chaval de su Cesena natal con cierta habilidad para darle patadas a un balón. Seguro que como muchos de sus coetáneos (18 de mayo del 77) descargaba sus sueños de gloria en las categorías del club local, el propio Cesena. Llegó al primer equipo en una época de bonanza para la institución, ya que disputaba la Serie B (el equivalente a la Liga Adelante), en 1994 pero tuvo que espera hasta el 96 para jugar su primer (y único partido en dos años) partido oficial.

Viendo que no había hueco para el joven delantero, fue cedido al Montevarchi de la C1 (Segunda B) la temporada 96/97 donde contó con más minutos y demostró que entre sus virtudes con veinte años, no se encontraba la del gol, al anotar sólo tres tantos en casi treinta partidos y acabada la campaña, volvió al Cesena que había descendido y donde su papel fue más relevante y sus cifras goleadoras fueron in crescendo los dos años que se mantuvo en el equipo.
Así, en 1999, con veintidos años y siendo internacional sub21 (ganó un compartiendo delantera con el prometedor punta del Inter Ventola), fue traspasado al Vicenza donde su fútbol explotó.

Con los rojiblancos firmó una temporada de ensueño esta vez en la Serie B consiguiendo viente dianas en treinta y cuatro partidos, convirtiéndose en ídolo de la hinchada y haciendo que equipos de la Serie A se fijaran en aquel joven delantero que había revolucionado la categoría de plata del fútbol transalpino.
Sorprendiendo a todo el mundo, puesto que ya contaba con jugadores de la talla de Shevchenko o Bierhoff y que venía de firmar una temporada lamentable al perder la Supercopa de Italia, acabar cuarto en el Scudetto (teniendo que luchar por una plaza de Champions en la previa) y se fueron de la Champions en la liguilla (en un "duro" grupo con el Chelsea, Hertha de Berlín y Galatasaray) sin posibilidad de jugar la UEFA el AC Milan contrató al protagonista de esta entrada y le otorgó el mítico dorsal 9 que antaño lucieran Marco Van Basten o George Weah. Sin lugar a dudas un gesto de plena confianza por parte de la entidad y del entonces entrenador Zaccheroni y que Comandini tomó como un reto personal.

Con lo que seguro que el amigo Gianni no contaba es con una adaptación tan buena de Shevchenko y con que el gigantón alemán Bierhoff le ganarán la partida a la hora de ocupar puestos en la delantera (a ver, el resto de los mortales sí que contábamos con ello, pero él está en su derecho de tener fe y esperanza, ¿no?) y sólo tuviera el gusto de jugar trece partidos en la Serie A con la zamarra rossonera.
A nivel colectivo, la temporada fue de nuevo un fiasco: sexto en el torneo regular, otra vez fuera de la Champions en la liguilla () y con un cambio de entrenador que seguramente (?) perjudicó las aspiraciones de Gianni cuando Zac fue sustituido por Cesare Maldini.

Pero Comandini podrá contar algo impresionante (a parte de haber conocido a Maldini) a sus nietos sobre su temporada en Milan y es que fue protagonista absoluto en uno de los derbys históricos de la ciudad italiana entre el Inter y el Milan. Fue en la jornada 30 de aquel Scudetto, un once de mayo de 2001 y el equipo entrenado por Héctor Cúper ejercia de anfitrión.
Pues aquella tarde-noche se encontró con un huracán rossonero cuyo epicentro era el joven delantero de Cesena que cuajó un fantástico encuentro firmando dos dianas, que junto a las otras dos de Sheva, la de Giunti y una más de Serginho, cerraron el partido con un 0-6 histórico y que aún colea. Y aquí, con su mejor actuación, es donde florece y fluye todo el karma de Comandini, puesto que estos fueron sus únicos goles en la Serie A como milanista.

Al final esa temporada comenzó su descenso deportivo: fue enviado al Atalanta (48 partidos y 7 goles en cuatro años -y dos etapas distintas), de ahí al Genoa (10 partidos en un año) y finalizó su carrera en el Ternata (7 partidos y un gol en un año). Siendo justos, parece ser que además de su falta de nivel para la Serie A era propenso a los problemas físicos, lo que propició su prematura retirada a los 29 años del fútbol profesional.
Pero si alguna vez visitáis Cesena, podéis hacerle una visita a su restaurante o verle jugar en el equipo amateur del Forza Vigne.

15 Response to "Gianni Comandini"

.
gravatar
Quim Says....

Comandini... ni me suena...
Meho Kodro en el Barça creo que metió unos 7 goles en toda la temporada... pero 2 de ellos fueron contra el Madrid en el Camp Nou en un 3-0 memorable. El tercero fue de Simao. XD

.
gravatar
Lama Says....

Yo tampoco me acordaba de él, fue en una conversación con un amigo en la que apareció su nombre y me puse a investigar.

De lo que sí que me acuerdo es de que Kodro y Simao no llegaron a coincidir en el Barça.




Saludos

.
gravatar
Quim Says....

Jajajajaja seguro? Entonces el tercer gol sería de Figo...
Joder, que fallo de memoria... eso es xq eran las 8 de la mañana cuando he posteado...
:P

.
gravatar
Isuki Says....

Que gran recuerdo de aquel partido ante el Inter... pero el chavalito estaba verde verde, era como "Que hace un chico como yo en un lugar como este?

Leave A Reply